miércoles

La Iglesia de Santa Felicitas en Barracas /Única en el mundo









La Iglesia de Santa Felicitas se localiza en Isabel La Católica n° 520, entre Pinzón y Brandsen, barrio de Barracas. Se caracteriza por ser un fiel exponente del estilo neorrománico alemán, su proyecto y realización
 estuvo a cargo del reconocido arquitecto argentino, Ernesto Bunge. Su origen se remonta   al año 1875, a solicitud  y por donación de la familia de Felicitas Guerrero, una joven y viuda mujer,  que trágicamente perdiera su vida;  hecho que conmovió a la sociedad de esa época,  y que motivo que sus padres,  decidieran  esta maravillosa obra, en recuerdo a la memoria de su amada hija Felicitas.
Este testimonio único de la arquitectura religiosa del último cuarto del siglo XIX, reflejado en sus caracteristícas compositivas y de diseño, en su unidad estilística, con la incorporación de inéditos elementos decorativos, como vitrales con iluminación a gas en ambos altares y otros distintos; única evidencia de los sistemas constructivos y decorativos utilizados en Buenos Aires en ese período. Además, otra particularidad
única en la Iglesia son sus estatuas de seglares, representando a Felicitas con sus dos hijos y a Martín de Alzaga el que fuera su esposo, en mármol de Carrara.
En el año 1999, la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, realizo una Conferencia Internacional "La Cultura Arquitectónica hacia 1900", contando con la asistencia de unos 300 arquitectos de todo el mundo, de distintas nacionalidades, en esa oportunidad tres de los que la recorrieron, entre los que se contaba un alemán,, aseveraron que "el templo de Santa Felicitas es único en el mundo", como testimonio del estilo neorrománico propugnado a partir de 1870, con la instauración del imperio alemán.